Lille, 12 septiembre 2000
Considerando los compromisos adquiridos en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio
Ambiente y el Desarrollo, (Río de Janeiro, 3-14 junio 1992) y su desarrollo posterior en el marco de la
Agenda 21,
Considerando las disposiciones de la Carta de las Ciudades Europeas para la Sostenibilidad (Aalborg,
Dinamarca, 27 de mayo 1994),
Considerando la Directiva Marco Europea relativa a la calidad y la mejora del aire (27 de septiembre
1996),
Considerando el Esquema de Desarrollo del Espacio Comunitario, aprobado en Postdam en mayo de
1999, por el Consejo Informal de Ministros responsables de la Ordenación del Territorio, al objeto de
contribuir a un desarrollo espacial sostenible y equilibrado a gran escala, principalmente mediante una
armonización de las necesidades espaciales en el contexto de la economía y de la sociedad, teniendo en
cuenta los valores ecológicos y culturales de los espacios,
Considerando la demanda cada vez mayor de equipamientos y servicios que favorezcan los
desplazamientos no motorizados, a fin de reducir la congestión, el ruido y la contaminación del aire,
Considerando la demanda de los usuarios de espacios accesibles a todos, que permitan la práctica del
ocio activo y en total seguridad, y los efectos beneficiosos que éstos tienen sobre la salud pública,
Considerando que las vías reservadas al desplazamiento no motorizado de las personas favorecen el
turismo sostenible, y la renovación del tejido socioeconómico local, en particular, en zonas rurales y en
zonas en reconversión económica,
Teniendo en cuenta los impactos positivos de las redes de Vías Verdes existentes sobre la preservación
de los paisajes y los medios naturales, sobre la conservación y la rehabilitación del patrimonio local,
sobre el desarrollo económico y social, sobre la expansión de los desplazamientos no motorizados,
Considerando el impacto favorable de las redes de Vías Verdes sobre la calidad de vida en medio
urbano y periurbano por la creación de espacios de ocio y de transporte no motorizado, rehabilitando
las zonas industriales y las zonas urbanas deprimidas,
Considerando el interés de las Vías Verdes para facilitar el desarrollo de desplazamientos no
motorizados en los trayectos vivienda-trabajo, escolares, de ocio, etc.
Considerando la complementariedad de una red de Vías Verdes en el marco de la intermodalidad con
un sistema eficiente de transporte colectivo, principalmente las ofertas combinadas tren/tranvía/autobús
+ bicicleta, aparcamientos en estaciones y en áreas de descanso, etc.
Nosotros, participantes en las jornadas celebradas en Lille los días 11 y 12 de septiembre de 2000,
deseamos que se desarrolle una “Red Verde Europea” reservada a usuarios no motorizados, que
2
integre como elemento principal las Vías Verdes y, en menor medida, carreteras con tráfico
reducido y lento acondicionadas, que permita al mismo tiempo una oferta tanto de itinerarios
continuos de larga distancia, como de una malla local para los desplazamientos y el ocio de
proximidad, apoyándose sobre el desarrollo de un conjunto de servicios que la haga atractiva,
continua y fiable.
Teniendo en cuenta el análisis de las diferentes experiencias europeas y el estudio de las definiciones
existentes, proponemos que se adopte, para las Vías Verdes, la definición de trabajo siguiente: “vías de
comunicación autónomas reservadas a los desplazamientos no motorizados, desarrolladas en un
marco de desarrollo integrado que valore el medio ambiente y la calidad de vida, cumpliendo las
condiciones suficientes de anchura, pendiente y calidad superficial para garantizar una
utilización en convivencia y seguridad a todos los usuarios de cualquier capacidad física. En este
sentido, la utilización de los caminos de servicio de canales y de las vías ferroviarias abandonadas
constituye un soporte privilegiado para el desarrollo de Vías Verdes”.
Habida cuenta de las numerosas realizaciones europeas que se pueden considerar ejemplares,
principalmente las Vías Verdes incluidas en la “Guía de Buenas Prácticas” realizada por la Asociación
Europea de Vías Verdes con el apoyo de la Unión Europea, nosotros, firmantes de esta Declaración por
una “Red Verde Europea”, nos comprometemos a actuar a favor del desarrollo de una red de Vías
Verdes y solicitamos :
A la Unión Europea
que considere la “red verde europea” como uno de sus objetivos prioritarios
que haga lo posible por incluir la Red Verde Europea y las vías verdes en los programas que se
benefician de los fondos europeos, principalmente de los fondos estructurales,
que facilite la adopción de una definición común y de una armonización de las normas de
calidad y de señalización,
que facilite la puesta a punto de una metodología común para el estudio y la elección de
trazados y de proyectos, que favorezca la puesta en valor económico y social de los espacios
atravesados y que tenga en cuenta la calidad de los espacios naturales,
que facilite la elaboración, la construcción, la evaluación y la promoción de la Red Verde
Europea,
que facilite la realización de itinerarios europeos estructurantes y su ampliación a los países
miembros del Consejo de Europa,
que establezca un Comité de carácter consultivo europeo “Vías verdes”
A los Estados de la Unión Europea
que garanticen una coherencia de sus redes nacionales de Vías Verdes con el establecimiento
de esquemas directores y normas convergentes de calidad y de señalización,
que establezcan las líneas de financiación permanentes para la planificación, realización y
gestión de redes nacionales de Vías Verdes,
que apoyen el lanzamiento de campañas de movilización de las administraciones y de los
poderes públicos a nivel local y regional con el fin de llevar a cabo una política de desarrollo
de Vías Verdes.
A los poderes locales y regionales
3
que se comprometan a desarrollar las redes de Vías Verdes
? integrándolas como equipamientos estructurantes en los planes de urbanismo, destinando a
las mismas un porcentaje de los presupuestos reservados a la financiación de las vías de
comunicación y transportes,
? conservando las vías desafectadas, las obras de fábrica y sus edificios, haciendo posible la
realización de Vías Verdes y sus equipamientos complementarios, mediante reservas de
uso o adquisiciones para su conservación,
? valorizando el patrimonio natural, cultural y arquitectónico presente en las vías verdes o en
sus proximidades,
? favoreciendo la implantación de servicios para los usuarios de las Vías Verdes,
? promoviendo dentro de su ámbito territorial el desarrollo de Vías Verdes como vías de
comunicación de alta calidad y respetuosas con el medio ambiente,
? trabajando hacia estos objetivos en concertación con el conjunto del movimiento
asociativo.
A los gestores de las vías ferroviarias, vías navegables, y caminos forestales
que acuerden un derecho preferencial para la reasignación de las infraestructuras y
equipamientos desafectados a las necesidades de desarrollo de las Vías Verdes,
que adapten las infraestructuras y equipamientos existentes para su utilización como Vías
Verdes a medida que lo permitan las posibilidades que ofrezcan la evolución de sus servicios,
que faciliten la conexión de las Vías Verdes con los servicios de transporte ferroviarios y
fluviales.
A las asociaciones
que participen en la elaboración de las Vías Verdes a nivel local, regional, nacional y europeo,
que efectúan un seguimiento cualitativo de las Vías Verdes en contacto con los poderes
públicos locales y regionales,
que contribuyan a garantizar la promoción y animación de las Vías Verdes.
En consecuencia, nosotros, firmantes de esta Declaración, para facilitar la adopción y el
desarrollo del conjunto de propuestas, proponemos la puesta en marcha de:
– una misión permanente “Red Verde” a escala del territorio de la Unión Europea, confiada a la
Asociación Europea de Vías Verdes, en conexión con el Comité Consultivo “Vías Verdes”
solicitado a la Unión Europea:
? para avanzar, la elaboración de un Mapa europeo de Vías Verdes,
? para asegurar la promoción, coordinación y seguimiento del desarrollo de las Vías Verdes.
– un coloquio europeo bianual para la evaluación de las políticas realizadas.
– plataformas nacionales de promoción y coordinación del desarrollo de las Vías Verdes.
– líneas específicas de financiación a escala de la Unión Europea, Estados, Regiones y
colectividades locales.